Errores frecuentes en social media

Las nuevas técnicas del marketing digital han marcado un antes y un después en lo referente al posicionamiento de una marca o empresa en el mercado actual. Gracias a las herramientas Digitales  se puede lograr obtener una  segmentación más precisa y ajustada a los intereses comerciales de la empresa, redes sociales como: Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Google +, son las más empleadas actualmente. Pero no todo el color de rosa, si es verdad que han facilitado notablemente el método de acción, también es verdad que se cometen demasiados errores los cuales traen como consecuencia la pérdida de clientes  siempre y cuando no se haya realizado previamente un plan de marketing el cual garantice ejecutar la estrategia adecuada a ejecutar en el entorno de social media.

En nuestro post de hoy queremos compartirles algunos errores frecuentes  a tener en cuenta cuidándote de no cometerlos ya que en vez de ayudarte a captar clientes harás  que desistan de tu marca.

No contar con un plan de Marketing Digital.

Hoy por hoy todo negocio o marca necesitan de  una presencia en las redes sociales, pero no todas valen, es fundamental determinar previamente cuales se ajustan a mis intereses y que guarden cierta coherencia entre la calidad de los contenidos, por eso el disponer de un plan estratégico es clave para realizar una promoción en el escaparate virtual.

Hay que tener en cuenta que los usuarios de las  redes sociales es de poco tiempo de atención, por eso el aburrirlos con textos e introducciones largas y poco relevantes es una forma de perderlo. Debes ser claro, conciso y a la vez atraerlos aprovechando todas las herramientas que ofrecen sitios como Facebook, Twitter e Instagram, entre otros.

Tu entorno social lo debes de emplear bajo u mismo criterio de promoción, asociados a tu página web o blog. Todos deben de ser complementario unos con otros y así tu estrategia de marketing será más acertada y la experiencia de usuario será más agradable.

No tener claro cuál es tu mercado objetivo.

Es necesario dedicar un tiempo prudente para determinar a quién nos vamos a dirigir. Que perfil de usuario me interesa captar al cual mi mensaje le llega y lo entienda y claro esta lo acepte. Las nuevas herramientas digitales nos permiten llegar a ellos de manera más eficaz redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Goolge+,  Snapchat entre otras  ofrecen a los negocios alternativas de como presentar tus productos o servicios ajustados al perfil de cada usuario.

No te creas que los “Me Gusta” son clientes.  

Hay un mal entendido enorme por parte de las empresas el cual consideran que tener miles de “Me Gustas” o “Likes” es tener miles de clientes y no es así. No todos tus seguidores son clientes.  Algunas de ellas, en su afán por mostrar un amplio número de seguidores caen en la trampa de compra de seguidores los cuales posiblemente en un alto porcentaje tienen poco  interés en conocer tu propuesta de negocio.

Es fundamental tener en cuenta que el valor de tus contactos no se mide por cantidad sino por calidad. Preocúpate por saber quiénes te siguen, qué hacen, qué necesitan, qué quieren, cómo te conocieron, por qué te siguen, etc.

Contenido de baja calidad.

Al publicitar en redes sociales quieres atraer clics y para ello necesitas que tus avisos sean de calidad e interesantes, lo mismo para el contenido de tus perfiles, pero debes evitar el uso métodos engañosos para incentivar que los usuarios den clic, es una pésima estrategia y te podría incluso costar sanciones por parte de los algoritmos de las redes sociales.

Invierte en imágenes de buena calidad y vídeos de nivel profesional, esto ayudará a que los clientes sientan mayor confianza a la hora de adquirir tus productos y servicios.

El ser honesto con tu comunidad es esencial para lograr un buen posicionamiento.

No intentes vender por Internet.

Lo mas común es creernos que podemos vender por Internet. Y es un gran error. Las redes sociales nos ayudan a generar confianza de cara al cliente. Allí es donde mostramos nuestra verdadera identidad siempre y cuando busquemos hacer las cosas bien.

La gente es consciente de que no todo es verdad y de ahí que debemos de tener claro que si queremos que nuestra comunidad nos compre primero tenemos que ganarnos su confianza demostrando nuestra  propuesta de valor, creando contenido interesante que aporte a los usuarios algo que ellos busquen, solo de esa manera no nos verán como unos mercaderes más. Emplea algunas técnicas como  videos, artículos, infografías, ebooks, podcasts, webinars, imágenes, etc.

No publiques por publicar.

Tener presencia en las redes sociales no es publicar 10 post diarios sin ningún valor de interés, como tampoco es aconsejable publicar uno. Todo esto va en virtud de nuestra línea de negocio.

Diversos estudios de marketing han determinado cuántas publicaciones a la semana son las indicadas según cada red social, qué tipo de contenidos son los más atractivos e incluso qué días y a qué hora es más conveniente realizarlos. Sin embargo, es importante que hagas seguimiento a tus estrategias y vayas encontrando qué es lo que mejor funciona para tu negocio.

Tus clientes siempre esperan una respuesta tuya.

Una de las características más valiosas de las redes sociales es que son un medio multidireccional, lo que permite generar nuevas formas de interacción entre la empresa y sus clientes.

Si un cliente se toma la molestia de dejarte un comentario o hacerte una pregunta en tus redes sociales, tú debes estar en la disposición de responderles y ofrecerles a tiempo la atención necesaria para que no se sienta ignorado.

Internet está lleno de perfiles sociales que solo se dedican a publicar información, pero ignoran por completo a sus clientes y seguidores, perdiendo la valiosa oportunidad de construir comunidad y fidelizar clientes.

No todo es gratis

Si nuestra apuesta es débil económicamente en el mercado, débiles serán los resultados. Esto no quiere decir que hay que hacer grandes inversiones, hay que saber invertir, teniendo en cuenta tres aspectos fundamentales, Cuando, Que cantidad y en qué acción publicitaria.

Existen un gran número de herramientas gratuitas que generan buenos resultados, pero seguramente no serán los que estás buscando.

La publicidad en redes sociales es mucho más económica que en otros medios y puedes hacer experimentos para optimizar al máximo tus campañas, logrando obtener resultados efectivos con poco presupuesto. Pero no sólo debes invertir en anuncios para promover tus productos y servicios; también es importante que inviertas en un buen diseño de tus perfiles en redes sociales y en crear contenidos de valor para tu público objetivo.

Nunca dejes de medir, medir y medir.

Cuando ya tengas definida tu estrategia de marketing y has definido de público objetivo, es fundamental hacerle un seguimiento a  todas tus publicaciones solo de esta manera sabrás que tan efectivo es tu trabajo

Analiza quienes son aquellos que muestras más interés por tus contenidos, dale respuesta a tus críticas, “No te enfades” sabes de antemano que estarás sometido a ellas. Presta atención a las reacciones de tus potenciales clientes, lleva registro de lo que resulta y lo que no llama la atención, estudia a tus competidores cuanta con profesionales que te asesoren.

El seguir estas recomendaciones seguramente te ayudaran a mejorar rotundamente tu presencia en las redes sociales, y esto se verá reflejado en lograr los objetivos comerciales que te hayas planteado.