Telegram suma descargas ante el bulo que acusa a WhatsApp de censurar contenidos

Telegram suma descargas ante el bulo que acusa a WhatsApp de censurar contenidos

La red social de origen ruso se sitúa entre las aplicaciones mas descargadas en los últimos días en España.

Hasta hace una semana, pocas aplicaciones hacían sombra en el top de las más descargadas a las plataformas de videoconferencias. Zoom, Skype, Google Meet o Houseparty se han mantenido durante todo el confinamiento como los reyes de las tiendas de aplicaciones, tanto en iOS como en Abdroid. Pero un intruso se ha colado en los últimos días.

Telegram, la plataforma de mensajería instantánea que compite directamente con WhatsApp ocupa desde el fin de semana un hueco en las listas de más descargados en la App Store de Apple y la Play Store de Google.

En concreto, Telegram se ha colado como la tercera plataforma de mayor éxito en la tienda de Apple en los últimos dos días, y aparece la cuarta en Android en la lista de más populares. Según la consultora App Annie, en la semana previa, ni en Apple ni en Google, Telegram aparecía entre las 10 plataformas más descargadas en España. Actualmente, App Annie sitúa a la red social como la tercera en iOS para iPhone y la novena en Android, según datos de la consultora recopilados el 13 de abril en España.

El éxito repentino de Telegram responde a un bulo que ha circulado por las redes en los últimos días y que ha provocado la huida de usuarios de Whatsapp hacia la red de mensajería de origen ruso.

En dicha noticia falsa se confunde el nuevo límite impuesto por Whatsapp al reenvío de noticias y se le acusa de censurar contenidos permitiendo a organizaciones independientes de verificación de datos (en España WhatsApp emplea a Maldita.es, Newtral y EFE Verifica) acceder a las conversaciones privadas de los usuarios.

La propia red social perteneciente a Facebook publicó el lunes un comunicado en el que desmiente esta noticia. «El nuevo límite de reenvío global fue implementado por WhatsApp para mantener el servicio personal y privado, y para reducir la propagación de mensajes virales, con el objetivo de mantener a nuestros usuarios seguros. No está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación ni con la ‘censura’, y cualquier afirmación que sugiera lo contrario es 100% falsa».

Pero el poder de las redes y la facilidad para difundir mensajes erróneos ha provocado un aumento en las descargas de Telegram en las últimas horas, tal y como indican las cifras.

Eso sí, los expertos advierten de que esto no supone ni mucho menos un gran varapalo para WhatsApp, que con 2.000 millones de usuarios en todo el mundo cuenta, según App Annie, con la mayor tasa de ‘adhesividad de uso’ (cantidad de veces que se abre la app al día y promedio de días activos) tanto en España como a nivel global.

Asimismo, desde algunas asociaciones y el partido político Vox se ha animado a los usuarios a migrar a la nueva plataforma de mensajería, donde la mayor parte de agrupaciones políticas tienen grupos de difusión de noticias. Éste es, precisamente, uno de los puntos fuertes de esta plataforma que, aunque parecida, tiene ciertas diferencias con WhatsApp.

¿TELEGRAM O WHATSAPP?

Telegram es una aplicación de mensajería instantánea que se puso en marcha en 2013 creada por los hermanos rusos Nikolái y Pável Dúrov tras abandonar VK (el llamado Facebook ruso) y abandonar su país de origen.

Al igual que su principal competidor, WhatsApp, esta plataforma permite enviar mensajes instantáneos a otros usuarios, de forma individual o en grupo, además de ofrecer chats secretos, con mensajes que se autodestruyen, y canales de difusión para grandes grupos (muy empleados por partidos políticos y empresas para difundir comunicados).

Otro de los puntos fuertes de Telegram son las carpetas, un sistema de agrupación que permite a los usuarios organizar sus conversaciones de una forma más sencilla que en la red social de Facebook.

En común, ambas permiten realizar llamadas de voz y enviar mensajes tanto de texto como de voz, aunque solo WhatsApp cuenta con videollamadas.

En cuanto a privacidad, el punto más criticado a WhatsApp en los últimos días, la compañía estadounidense emplea el cifrado de punto a punto en todos los chats de forma predeterminada, lo que evita que ni WhatsApp ni terceros tengan acceso a las conversaciones.

En el caso de Telegram, el cifrado de las conversaciones está establecido por defecto sólo en los chats secretos, y la compañía con sede en Dubái emplea su propio sistema de encriptación en base al protocolo MTProto. Además, permite avisar al usuario si el interlocutor realiza un pantallazo de la conversación.

En ambas es posible ocultar la fecha y hora de la última conexión pero solo en Telegram es posible restringir el acceso a grupos o de llamadas entrantes.

¿Cuál es mejor? Ambas aplicaciones cumplen su cometido y proporcionan altos niveles de seguridad, pero el objetivo tanto de Telegram como de WhatsApp es conectar gente, y en esto la red social de Facebook se lleva la palma. Es más fácil encontrar un conocido en la red de 2.000 millones de usuarios que en Telegram, con 300 millones. 

Fuente.expansion.com

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies