De prepararse para la guerra a llenar la despensa con patatas fritas y chocolate: así cambia la cesta de la compra en la segunda semana de cuarentena.

De prepararse para la guerra a llenar la despensa con patatas fritas y chocolate: así cambia la cesta de la compra en la segunda semana de cuarentena.

La cesta de la compra cambia en la segunda semana de cuarentena.

El nerviosismo que en un primer momento propició una avalancha de compras impulsivas de envasados y productos de limpieza deja paso a una cesta de la compra más reflexiva. Los consumidores llenan sus neveras de productos frescos y de bebidas. 

“Ahora mismo ya estamos comprando de manera más normalizada, más productos frescos”, explica el responsable de retail de Kantar WorldPanel, Florencio García en declaraciones para Business Insider. “La gente va haciendo compras un poco más pequeñas”, señala, eso sí, con mayor frecuencia.

Preparados ya para lo que pueda pasar y con las despensas repletas de productos no perecederos, parece que las próximas semanas serán los frescos los que ganarán hueco en la cesta de la compra, analiza el experto en distribución de Nielsen, Ignacio Biedma, en declaraciones para Business Insider. También repuntarán otras categorías relacionadas con el consumo en casa como las cervezas y licores, “que en un principio han sufrido más”, apunta el experto.

“Como los clientes no pueden salir a consumir a establecimientos de hostelería se espera que ese consumo se traslade a los hogares”, justifica el experto de Nielsen. También todos los snacks, como el chocolate, experimentarán un repunte en las próximas semanas. 

Fuentes de El Corte Inglés, avanzan a Business Insider que verduras, hortalizas carnes y pescado llenan ahora los carritos de unos consumidores que en un primer momento hicieron acopio de alimentos no perecederos y congelados, como si de una guerra se tratase.  La cesta online, parece, continúa con su habitual tendencia pese al coronavirus. Los productos de mayor volumen centran las compras por internet. Agua, papel higiénico… “todo lo que se compre en grandes cantidades y que pese”, explica el experto en distribución de Nielsen. Todos estos artículos cuentan con mayor presencia en la cesta de la compra a través de internet frente a otros de menor volumen.

En la semana del 9 de marzo, el consumo de productos envasados arrasó estanterías de supermercados enteras, día sí día también. “Esa semana fue clave para abastecernos y llenar nuestras despensas”, explica  Biedma. “Hemos visto un pico en alimentos que no se veía desde hace tiempo, como legumbres, con lentejas y garbanzos”, complementa García. 

El consumo de legumbres se disparó un 335% durante los días previos al decreto del estado de alarma, los arroces y pastas un 259% y las conservas un 146%, según los datos de Nielsen. También los productos de higiene personal y del hogar tuvieron su hueco. Desde el tan codiciado papel higiénico, cuya demanda repuntó un 170% respecto a las mismas fechas del año anterior a lejías, desinfectantes y otros productos de limpieza.  Los artículos de higiene corporal y de higiene femenina repuntaron un 105% y 114%, respectivamente. 

Fuente. Business Insider España

 

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies