Que hacer si nuestros datos personales se ven en peligro

Que hacer si nuestros datos personales se ven en peligro

La protección de nuestros datos personales es una cuestión cada vez más seria y de la que somos más conscientes. Gracias a la normativa de protección de datos, las empresas y administraciones públicas están obligadas a garantizar la seguridad y privacidad de nuestros datos.

Además, los ciudadanos contamos con una serie de derechos sobre el uso de nuestros datos personales, que podemos ejercer en cualquier momento (nos referimos a los derechos ARSULIPO, anteriormente derechos ARCO).

Sin embargo, que exista una ley como la normativa de protección de datos, no garantiza que todas las entidades o particulares la cumplan o lo hagan de manera suficiente, incluso nosotros mismos, en un descuido, podemos ser responsables de una filtración de nuestros datos. Cuando esto ocurre y pensamos que nuestros datos personales se están tratando de forma ilegal o han quedado expuestos, debemos proceder con la consecuente denuncia, ¿pero dónde denunciar?, ¿necesitaremos un abogado?

Dependiendo de nuestro caso particular, tenemos diferentes opciones, aunque la asistencia de un abogado, como los abogados online a los que podemos recurrir de forma rápida y sencilla, es muy recomendable, puesto que no solo nos indicará cuál es la vía más adecuada para proceder con nuestra denuncia, también se encargará de redactarla de manera adecuada y de seguir todo el procedimiento.

¿Qué hacer cuándo tus datos personales han sido atacados?

Como decíamos, hay diferentes formas de proceder, dependiendo del ataque que se haya producido sobre nuestros datos personales, puesto que podemos encontrarnos ante una vulneración de datos personales por parte de una entidad o un particular o ante un uso fraudulento de tus datos, como puede ocurrir si has sido víctima de un ataque de phishing.

En cualquier caso y, como decíamos más arriba, si cuentas con la asistencia de un abogado, este te indicará cuál es la vía más adecuada para defender tus derechos y reclamar posibles indemnizaciones si has sufrido alguna clase de perjuicio.

Si tu reclamación de derechos no se ve atendida

Como usuarios o interesados, ante una empresa o entidad pública que trata nuestros datos personales, podemos ejercer los derechos ARSULIPO (acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición), es el primer paso para cualquier reclamación relacionada con el tratamiento de nuestros datos. Cuando dicha empresa o entidad no atienden estas solicitudes o lo hacen de forma insatisfactoria, podemos proceder con la denuncia ante la AEPD.

El proceso de denuncia es, en sí, relativamente sencillo, ya que podemos presentar el escrito de denuncia tanto de forma telemática como enviándolo por correo postal a la AEPD. Sin embargo, su redacción debe ser clara, concisa y detallar la vulneración o ataque sobre nuestros datos objeto de nuestra denuncia. Es aquí cuando la asistencia de un abogado puede ayudarnos.

Además, también deberemos recopilar todas las pruebas que nos puedan ayudar a documentar nuestra denuncia (captura de pantallas, peticiones no atendidas, etc.).

Una vez presentada la denuncia, la AEPD investigará los hechos para proceder con la resolución de la misma. En caso de que la resolución no sea satisfactoria, tendremos la oportunidad de recurrirla en reposición o ante un juzgado de lo Contencioso-Administrativo, donde la asistencia de abogado será ya imprescindible.

Cabe señalar, que si la resolución es satisfactoria, es decir, se da respuesta a nuestros derechos sobre nuestros datos personales, la AEPD podrá sancionar al denunciado, si bien esta sanción será administrativa, es decir, nosotros como denunciantes no recibiremos ninguna cuantía.

Por lo tanto, si, además de la sanción administrativa, queremos reclamar una indemnización por los daños o perjuicios que el denunciado nos haya podido causar, tendremos que presentar una demanda por vía judicial (a través de la jurisdicción competente, que dependerá de los derechos vulnerados y de si la entidad denunciada es pública o privada).

Debemos tener en cuenta también que, en caso de que se haya vulnerado uno de nuestros derechos fundamentales por el tratamiento inadecuado o fraudulento de nuestros datos personales, como puede ser el derecho a la imagen o el honor, podremos denunciarlo también por la vía penal, presentando la correspondiente querella.

Si es un particular quien vulnera tus datos personales

Ya sabemos cómo actuar si es una entidad la que hace un mal uso de nuestros datos personales o no atiende nuestras reclamaciones de derechos. Pero ¿qué ocurre cuando es un particular quien ataca nuestros datos personales?

Esta situación puede darse, por ejemplo, con vecinos que instalan cámaras de seguridad en el descansillo o que apuntan a nuestra vivienda o cuando alguien difunde imágenes nuestras (u otros datos personales) a través de redes sociales.

En estos casos, si el particular no atiende nuestra petición de cesar en su vulneración de nuestros datos personales, también podemos denunciarlo ante la AEPD o ante la policía o el juzgado, especialmente si se están vulnerando nuestros derechos

fundamentales (recordemos que la difusión de imágenes en las que se nos pueda reconocer sin nuestro consentimiento puede constituir no solo una infracción de la normativa de protección de datos, sino también un delito penal).

Como en el caso anterior, la asistencia de un abogado nos ayudará tanto en la presentación de la denuncia, querella o demanda (dependerá de la vía escogida para denunciar los hechos) como en su seguimiento y, en caso de ser necesario o posible, su recurso.

Si eres víctima de una vulneración de datos personales

Cuando se produce una vulneración de datos personales, es decir, estos se filtran, bien como resultado de una brecha de seguridad o bien como resultado de un descuido propio (como el ya citado ataque de phishing), es posible que nuestros datos personales puedan usarse para cometer actos ilícitos en nuestro nombre. Esto ocurre, especialmente, en casos de suplantación de identidad, que pueden traer consecuencias legales para sus víctimas.

Pongamos, por ejemplo, que alguien utiliza una copia de nuestro DNI para abrir cuentas bancarias, solicitar préstamos o llevar a cabo cualquier otra estafa. Al usar nuestros datos, cualquier denuncia irá contra nosotros.

En estos casos es fundamental poner en conocimiento de las autoridades que nuestros datos personales han sido robados, denunciándolo ante la policía o el juzgado, aportando las pruebas que podamos reunir para ello.

En un principio, la presentación de esta denuncia no requiere de la ayuda de un abogado, pero en el caso de tener que probar que nosotros no somos responsables de los posibles delitos cometidos por quien haya suplantado nuestra identidad, sí que necesitaremos de su asistencia, especialmente si estos casos llegan a los tribunales. En cualquier caso, la denuncia de robo de datos personales será indispensable para acreditar que nosotros también somos una víctima más.

También deberemos denunciar estos robos de datos personales, cuando puedan tener consecuencias de otra índole, como puede ser la sustracción de dinero de nuestras cuentas bancarias o el robo de credenciales y cuentas de usuario en Internet.

En definitiva, ante un ataque a tus datos personales, no lo dudes y ponlo en conocimiento de las autoridades correspondientes, especialmente cuando tus derechos son ignorados o se están vulnerando tus derechos fundamentales o has sido víctima de una filtración de datos.

Fuente. ayudaleyprotecciondatos.es/

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad