Kamala Harris y su obsesión por las zapatillas Converse: un curioso ejemplo de publicidad gratuita.

Kamala Harris y su obsesión por las zapatillas Converse: un curioso ejemplo de publicidad gratuita.

La nueva vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, ha vuelto a poner de moda las zapatillas Converse. Una publicidad gratuita que da un nuevo impulso a la compañía.

Las elecciones de Estados Unidos han sido seguidas de cerca por todo el mundo. Joe Biden, el candidato demócrata, ha conseguido vencer a Donald Trump en las urnas tras varios días de polémico recuento. La mano derecha del ganador y futura vicepresidenta, Kamala Harris, participó de forma activa en la campaña, y ha creado tendencia con su colección de zapatillas Converse.

Esta publicidad gratuita a la marca tiene como origen la obsesión de Kamala Harris por el modelo clásico, las Chuck Taylor, de las que tiene varias decenas de pares. “Tengo toda una colección: unas negras de piel, unas blancas, tengo las que no se abrochan, las que sí, las que me pongo cuando hace calor, las que me pongo cuando hace frío y unas de plataforma para cuando llevo traje pantalón”, afirmaba en una entrevista hace dos años.

Harris ha combinado varios modelos de Converse con sus trajes de chaqueta y pantalón, un look que ha creado tendencia durante la campaña electoral y que intentaba dar un toque más juvenil y cercano con las nuevas generaciones que los clásicos conjuntos de políticas como Hillary Clinton o Angela Merkel. Y parece que lo ha conseguido, pues ha sido uno de los disfraces de Halloween más recurrentes este año entre las niñas.

Las zapatillas de Kamala Harris tienen mucha historia

El modelo que la nueva vicepresidenta de Estados Unidos ha vuelto a poner de moda, las Converse Chuck Taylor, es un clásico de la marca, que las fabrica desde más de un siglo. Debe su nombre a un jugador de baloncesto, quien comenzó a utilizarlas para jugar a este deporte en los años 20. Así, las zapatillas adoptaron su nombre en 1932, conservándolo hasta hoy a pesar de los grandes cambios que la compañía tuvo que acometer.

Con la aparición de las marcas que hoy dominan el mercado deportivo Adidas, Reebok o Nike, las ventas de Converse se redujeron de forma drástica. Tras serias dudas sobre su viabilidad, en 2003 la compañía decidió aceptar una oferta de más de 300 millones de dólares de Nike para convertirse en subsidiaria y trasladar su fabricación al sudeste asiático.

El cambio parece positivo, pues las ventas de la firma en 2019 ascendieron a los 555 millones de dólares. Ahora, la aparición de Kamala Harris y su popularidad pueden dar un nuevo impulso a Converse tras la campaña presidencial. La publicidad gratuita de un personaje popular a un bien de consumo es algo extraño en la sociedad de las redes sociales y los influencers, acostumbrados a percibir una compensación en ocasiones, muy generosa por publicar una simple foto.

Fuente. emprendedores.es

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies